Irrigador dental de Lidl – Todo lo que has de saber

Si estás buscando el irrigador dental de Lidl en esta página vas a encontrar información que te va a ser de interés.

Como siempre Lidl nos sorprende con un producto con una fantástica relación en calidad – precio que es bastante probable que acabe en nuestro carrito de compra.

Pero la pregunta es:

¿Merece la pena el irrigador dental de Lidl?

Lo primero, vamos a conocerlo.

El irrigador dental de Lidl lo tenemos que englobar dentro de los irrigadores portátiles. No es un irrigador de grandes dimensiones que tengamos que dejar fijo sí o sí como sucede con los grandes modelos de Apiker o de Waterpik. Eso no quiere decir que no lo podamos utilizar solo para uso doméstico, al contrario puede ser una gran solución para aquellos que dispongan de poco espacio y hagan uso muy puntual de un irrigador bucal.

mejor irrigador dental lidl

Con este irrigador tendrás hasta 3 niveles de chorro:

  • El primero para masaje, se trata de un chorro muy flojo para masajear tus encías
  • Nivel normal, para eliminar eficazmente la placa dental
  • Nivel chorro más fuerte para eliminar los restos de comida

Estos son los 3 niveles de chorro que tiene. Por lo que ya puedes ver que es un irrigador sencillo y sin complicaciones. Además funciona con un chorro continuo y sin hidropulsos.

Al ser un irrigador portátil tendremos un botón de encendido y apagado en el propio irrigador que nos será de gran ayuda. En los modelos fijos este suele situarse en la base y dependeremos de que tengan un botón de agua on/off.

Lógicamente tiene batería y una base de carga. A plena carga la batería nos durará en torno a una semana para un uso normal del irrigador. En cuanto al tanque tenemos 130 ml que nos dará para un uso de no más de 30 segundos seguidos. Seguidamente deberemos de volver a cargar el agua y repetir la operación las veces que sea necesario.

En cuanto a boquillas vienen 2 estándar y está pensado para el uso de una pareja. No vienen más boquillas especiales como sucede en los modelos de marcas conocidas. Y lo peor de todo es que no hay repuestos para las boquillas ni podrás comprar boquillas especiales aparte. Es decir, es un irrigador para utilizar tan solo con estas boquillas.

En cuanto a la potencia tenemos una máxima de 35 psi lo que se hace bastante corta. Si de verdad necesitas un irrigador dental, por potencia ya ves que no es la mejor opción.