Cómo limpiar alfombras de forma fácil y rápida

¡Qué placer poner los pies descalzos en tu nueva alfombra! Pero después de todos los vaivenes de la vida, las idas y vueltas pisando la alfombra y las desafortunadas manchas… la alfombra ya no es tan suave y colorida como antes. ¡Por no hablar del nido de ácaros en el que se ha convertido con la acumulación de polvo!

¿Te gustaría devolverle su antiguo esplendor? Descubre nuestros consejos y trucos para mantener y limpiar alfombras.

El secreto de una larga vida útil de las alfombras reside en el mantenimiento regular. Es necesario aspirar las alfombras al menos una vez a la semana y limpiarlas al menos una vez al año.

Lo primero de todo: ¡aspirar las alfombras!

El mantenimiento de las alfombras siempre tiene que comenzar por este paso: la aspiradora.

Para eliminar el polvo que se acumula con el tiempo, tienes que aspirar tus alfombras al menos dos veces por semana usando la boquilla de cepillo. De este modo, proteges y previenes las alfombras de posibles parásitos (polillas, ácaros) que podrían desarrollarse anidando en las fibras de la alfombra.

Atención: si tu alfombra es nueva o si esta echa de fibras delicadas, evita aspirar con el cepillo de cerdas porque puede ser demasiado agresivo.

Para no dañar tu alfombra, elije el cepillo de la aspiradora según el tipo de alfombra que vas a aspirar: pelo largo, pelo corto, etc. Para aspirar tu alfombra échale un vistazo a nuestra selección de aspiradoras recomendadas

Limpiar alfombras con vinagre blanco y detergente

Ya no alabamos los méritos del vinagre blanco, pero este producto natural sigue siendo la solución milagrosa para el mantenimiento diario del hogar. Limpia, purifica y es un gran quitamanchas.

Entonces es obvio que el vinagre blanco se puede utilizar también para limpiar las alfombras. ¿Tu alfombra está manchada por todo tipo de alimentos: grasa, café, té, etc.? Entonces ha llegado el momento de sacar el súper vinagre, el quitamanchas sin igual: coge un cubo y prepara una mezcla de 200 ml de agua tibia, 500 ml de vinagre blanco y dos cucharadas de detergente.

Empapa la esponja en la solución y limpia la alfombra con ella, insistiendo en las zonas con manchas más resistentes donde habrá que frotar un poco con un cepillo o una esponja. A continuación, aclara la alfombra con un paño ligeramente húmedo y déjela secar.

Devuelve el color a las alfombras con bicarbonato y agua con gas

¿Tu alfombra ya no brilla con sus colores originales como cuando la has comprado? Existe una solución para recuperar esos colores y a la vez desinfectar todo: ¡agua con gas y bicarbonato!

Con una esponja, empapa la alfombra con agua con gas (agua carbonatada) y luego restriega suavemente con un cepillo. Espera hasta que la alfombra se comienza a secar y luego vierta el bicarbonato de sodio por toda su superficie. Deja que el bicarbonato actúe y en cuanto esta bien seco, lo aspiramos.

Ahora puedes volver a admirar los colores de tu querida alfombra.

Espuma activa para limpiar alfombras

Los sprays y espumas para limpiar alfombras también son muy eficaces para mantener tus alfombras limpias.

Advertencia: ¡Protege tus manos con guantes!

Expande el producto por toda la alfombra. Si presionas la espuma con la palma de la mano esto puede ayudar a que la espuma penetre mejor en las fibras. Deja actuar el tiempo indicado en las instrucciones y luego retira el producto con un cepillo o una escoba. No te olvides de terminar este proceso pasando la aspiradora.

Limpiar alfombras con vapor

Si tienes una aspiradora con vapor, puedes usarla para limpiar alfombras. El calor generado por el vapor limpiará eficazmente las fibras y pelos de tu alfombra. Quedará como nueva sin duda alguna.

El vapor se puede utilizar para limpiar alfombras cada 3 a 6 meses. Primeramente tienes que aspirar la alfombra para eliminar la suciedad y después encender el vapor y pasarlo sobre la alfombra evitando que se encharque. Deja que su alfombra se seque el tiempo necesario.

Comprar una aspiradora con vapor te permite evitar el uso de productos de limpieza. Todo lo que necesitas es agua para limpiar.

Materiales necesarios para limpiar alfombras

  • Aspiradora
  • Cubo de agua
  • Esponja
  • Bicarbonato de sodio
  • Agua con gas
  • Vinagre blanco
  • Jabón líquido
  • Aspiradora con vapor
  • Espuma para alfombras

¡Ahora ya conoces los trucos para mantener y limpiar las alfombras de tu casa! Espuma, vapor, aspiración… ¡Usa los métodos que más te convienen!